22/12/09

Andante ma non troppo tren en la Web


La revista menos vista Sismo Trapisonda / 3 (junio 2009) ahora está en versión Web. Incluye, a cual manera de regalito navideño, mi libro “Andante ma non troppo tren. Anotaciones en libreta negra de hule, City Bell / Constitución, enero / febrero 2001”.

En el editorial de este número escribe su director, Sebastián Lalaurette: “(…) Ya que hablamos de aforismos habría que decir que a eso se acercan los textos mínimos que José María Pallaoro compila en su aporte a esta edición: son, sin embargo, más que eso, son verdaderas joyas poéticas, algunas más fulgurantes, otras más opacas, de una belleza recóndita”.

Para quien tenga curiosidad, acá pueden leer “Andante ma non troppo tren”.

Además, colaboran en Sismo/3, cuyo concepto base -dixit SL- es “Andar”:
En textos:
Sebastián Lalaurette, Coneus, Liliana Celiz, Ariadna Pérez Ramírez, Mariela Ghenadenik, Carlos Barbarito, Dulce Pallero, Greta, Aletsé, Horacio Petre, Carolina Mettini, Malena Sánchez Moccero, Trotamundos, Javier Arévalo Rendall y Patricia Serrano.
En ilustraciones:
Horacio Petre, Griselda Collazos, DCV María Luz Grioni, Altamira, Malthusea y Anabella Reggiani.

Grazie, ragazzi

_
Imágen cabecera en ST3: Red passion, por sifone
_

18/12/09

Se han comido todos los sapos



¿Quién besará este podrido lugar
en busca de belleza?

_

16/12/09

El fideo más largo


No, no tiene el fideo más largo del mundo, ni escribirá una novela para las señoras del diván. Pero la casa se llena de historias y risas, y llega la noche y la madrugada, y todos, ahora sentados, esperan el vino dulce de lo que no vendrá.

.

11/12/09

Con el dos

Poema

Se escribe
no solo con palabras

una gota en la ventana
espeja al mundo


*

Noche

un frío
que se instala
en la piel

La transparencia
no es el mundo


9/12/09

Con el tres

bandeja rota
sangre y silencio
en la soledad


*

malentendido
la sombra y el cuerpo
ya no danzan más


*

el río bebe
boca del crepúsculo
que adormece



6/12/09

Con el dos

nada ni nadie
y sin embargo está
ausencia muda


*

rota el agua
la sed se duerme
sin recipiente



5/12/09

Bananas


Este maravilloso público es uno de los más seguidores, cantan las canciones sin olvidar la letra. Y llenan sus bolsillos de papelitos. A la hora de los estribillos, el amor todo lo puede, hasta mover maizales en la mejor de las atmósferas. Habrá que seguir pelándola por todo sacrificio.


Ilustración: Andy Warhol para la Velvet
__
© José María Pallaoro
_

2/12/09

En FLIA LA PLATA en el Galpón de Tolosa

Carlos Aprea y José María Pallaoro en el Galpón de Tolosa junto a la FLIA

Libros de la talita dorada

_

_

FLIA LA PLATA, Galpón de Tolosa
Sábado 28 de noviembre de 2009

30/11/09

Estamos en KEOPS

No, no viajamos a Egipto. Simplemente, Lucía Camaño, Víctor Salinas y Rosa Veloso me han invitado a su programa de radio “Voces en Red”. La cita es el martes 1º de diciembre, a partir de las 20 Hs., en RADIO KEOPS, FM 90.1 Mhz. Allí estaré con algunos de los integrantes del taller literario que estoy coordinando en la “Biblioteca Alejo Iglesias” de Villa Elisa.

Gracias por el convite.
_
Tampoco estoy en Holanda, pero nuestras voces estarán sin red en el viento.

26/11/09

Todo lo contrario

Desenrollar las palabras
para que el poema desensille
y la claridad penetre en la oscuridad
y viceversa

_
© José María Pallaoro
_

23/11/09

17/11/09

Noticias en la radio

Está muerta. En la madrugada, la mataron. Escuché la noticia por radio, los datos imprecisos, pero es ella. Y la amé, hace muchos años. Tantos que no puedo imaginar su rostro. La pienso, hermosa. Y la amé. Pero ahora, ni tristeza que duela. La noticia sonó en la radio como un capítulo más de esta ficción en que se ha convertido mi vida. O en todo caso, con la distante frialdad de lo que he hecho de nuestras vidas. Afuera, en la ciudad, la lluvia llora por mí.

_
© José María Pallaoro
_

14/11/09

A Leónidas Lamborghini



Ella golpea la puerta en la casa de su asesino.
El criado dice que su señor no la puede atender, que está
descansando, que vuelva nunca más. La utopía

inicia su camino
bajo la voluntad de una mujer
muerta.

a L.L. i.m.

Foto: jmp


10/11/09

Estamos en el éter (¿no era que no existía?)

El miércoles 11 del 11 del 09 en: AM ROCHA 1570 (o también se puede escuchar por www.radiorocha.com.ar), en el programa cultural de Mariela Migo y Analía Rodríguez Borrego, de 20 a 21 horas. En un dulce tres nocturno hablaremos con Mariela y Analía de poesía, literatura, música, porque sí, simplemente.

Muchas gracias por el convite.
_

4/11/09

I Encuentro Poesía La Plata – Rosario, 30 y 31 de octubre 2009, ramillete de fotos

Todos los poetas: Parados: Horacio Preler, Humberto Lobbosco, Sebastián Riestra, César Cantóni, José María Pallaoro, Raúl Acosta, Andrea Ocampo, Eduardo DÀnna, Néstor Mux, Martín Raninqueo. Sentados: Norma Etcheverry, Héctor Berenguer y Gustavo Caso Rosendi.

Eduardo D’Anna y José María Pallaoro.

José María Pallaoro, Gustavo Caso Rosendi y Andrea Ocampo.

José María Pallaoro y Héctor Berenguer.

Elena B. Núñez Molina y José María Pallaoro.

Néstor Mux, Andrea Ocampo, Sebastián Riestra, Jorge Ariel Madrazo, José María Pallaoro y Raúl “Bigote” Acosta. City Bell, 31/10/09.

Lectura José María Pallaoro, MUMART, 30 de octubre de 2009. Con Andrea Ocampo y Gustavo Caso Rosendi.

Lectura José María Pallaoro, MUMART, 30 de octubre de 2009. Con Andrea Ocampo y Gustavo Caso Rosendi.

Llegada a City Bell, 31 de octubre de 2009.

Norma Etcheverry, José María Pallaoro y Jorge Ariel Madrazo. City Bell, 31/10/09, afuera llovía torrencialmente.

Eduardo D'Anna, Horacio Preler y José María Pallaoro en el Bar de Las Artes, Pasaje Dardo Rocha
MUMUART, Museo Municipal de Arte, Pasaje Dardo Rocha, La Plata. A la espera de la primera lectura, 30 de octubre de 2009.

I Encuentro Poesía La Plata – Rosario. José María Pallaoro, Sofía Silva y Ramón Tarruella.
MUMART, vista parcial del Encuentro.

MUMART, vista parcial del Encuentro.

_

Y nuestros rostros, mi vida, ...algunas imágenes del encuentro de poetas La Plata - Rosario

Sebastián Riestra, Jorge Ariel Madrazo, José María Pallaoro, Raúl "Bigote" Acosta, Humberto Lobbosco y su novia, Eduardo D'Anna, Gustavo Caso Rosendi, Andrea Ocampo, en City Bell, 31 de octubre de 2009, …y afuera llovía.

Néstor Mux, Jorge Ariel Madrazo, José María Pallaoro y Raúl "Bigote" Acosta. City Bell, 31 de octubre de 2009.


Estudio del poeta Pallaoro. City Bell, 31 de octubre de 2009.


Delicadezas de poeta. City Bell, 31 de octubre de 2009.


_
Fotos y notas: Héctor Berenguer.
_
Muchas gracias, querido Héctor.
_

2/11/09

Acerca de "Pájaros cubiertos de ceniza"

Pájaros cubiertos de ceniza
José María Pallaoro
Libros de la Talita Dorada, 1999
Poesía, 96 pp.


por Rubén Sacchi

La poesía de Pájaros cubiertos de ceniza sosiega el alma. Desde la cubierta -dibujo infantil de la, entonces, pequeña Valentina Ascolese- a todo su contenido.
Y no es que su temática sea complaciente. Por el contrario, no deja tópico sin abordar en profundidad, pero lo hace de una manera contemplativa. Del mismo modo que tienen los maestros orientales de hablar con serenidad, y aún bellamente, ya sea de la vida o de la muerte.
Será por eso que alude en más de una oportunidad al poeta chino Li Po y quizá coincida con él en que “El mundo está lleno de pequeñas alegrías; el arte consiste en saber distinguirlas”.
En ese sentido, se sumerge en dolores y ausencias pero vuelve a revivir en la frescura de las muchachas o un paisaje sencillo, de barrio, de césped y retamas, ese escenario que lo vio nacer y le heredó un lenguaje para que siempre lo acompañe.
Un trabajo que lleva diez años de editado, aunque aún puede conseguirse en la editorial. Incluye un final a toda orquesta, con poemas ambientados en diferentes ritmos y géneros musicales, para acabar despidiéndose: “El/ está/ solo// y// no/ le/ basta”.
(Publicado en: DesmenuzArte Mejor de Rubén Sacchi)
_

Gracias, Rubén, por el comentario.
_

29/10/09

PRIMER ENCUENTRO DE POESÍA LA PLATA - ROSARIO


PRIMER ENCUENTRO DE POESÍA LA PLATA-ROSARIO

Se desarrollará durante los días 30 y 31 de octubre de 2009, en el Museo Municipal de Arte – MUMART – del Pasaje Dardo Rocha (calle 7 esquina 49, de la ciudad de La Plata) según el siguiente cronograma:

VIERNES 30/10/2009

20.30 Hs.:
Apertura del Encuentro y bienvenida a la comitiva de poetas rosarinos y locales.

21.00 Hs.:
MESA DE LECTURA:
Eduardo D`ANNA y Andrea OCAMPO (Rosario)
Gustavo CASO ROSENDI y José María PALLAORO (La Plata)


SÁBADO 31/10/2009

20.00 Hs.:
MESA DE LECTURA:
Raúl ACOSTA y Héctor BERENGUER (Rosario)
Norma ETCHEVERRY y Néstor MUX (La Plata)


INTERMEDIO con un mini-recital de música de cuerdas

21.00 Hs.:
MESA DE LECTURA:
Humberto LOBBOSCO y Sebastián RIESTRA (Rosario)
César CANTONI y Martín RANINQUEO (La Plata)

24/10/09

Estamos en radio

En estos días estamos en radio:

El sábado 24 en: “POSTALES ARGENTINAS, Revista Radial de Cultura”. Radio Nacional AM 870. Con la conducción de Patricia Díaz Bialet, Jorge Dubatti, Nora Lía Sormani y Juano Villafañe. Los sábados de 17 horas a 19 horas. Radio Nacional AM 870, La Radio Pública.

El lunes 26 de octubre en: "MEDIODÍA", conducido por Nelly Buscaglia (lunes a viernes de 12 a 13 horas) por AM 1390 Radio Universidad Nacional de La Plata.

El miércoles 28 en: AM ROCHA 1570 (o también se puede escuchar por www.radiorocha.com.ar), en el programa cultural de Mariela Migo y Analía Rodríguez Borrego, de 20 a 21 horas.

Muchas gracias por el convite.
_

22/10/09

Poesía y mercado: versos que nadie lee, en diario DIAGONALES

LA OPINIÓN DE POETAS PLATENSES

Poesía y mercado: versos que nadie lee

21-10-2009 / ¿Se vende poesía? ¿Por qué las editoriales publican tan poca poesía? ¿Hay lectores de poesía? Estos fueron algunos de los interrogantes que se plantearon cuatro poetas platenses, representativos ellos de al menos tres generaciones de escritores.


Mario Arteca y José María Pallaoro, poetas y difusores de poesía

El Fervor de Buenos Aires, de Jorge Luis Borges, circuló primero por las manos de sus amigos antes de tener una edición más formal y fue quizás Oliverio Girondo, el primero en estas tierras en asociar poesía con mercado en el lanzamiento de Espantapájaros.

A los interesantes análisis de estos poetas se decidió sumarle una quinta voz, la de Renzo Casali, un dramaturgo y poeta exiliado en 1974 y que todavía hoy vive en Italia.

Todos desde sus perspectivas generacionales intentaron encontrar una respuesta al por qué el género “poesía” resulta siempre postergado por las grandes editoriales. Salvo excepciones como las reediciones de Pablo Neruda.

Para comenzar a comprender esta omisión, basta ver los programas de las materias de la carrera de Letras de la UNLP. Con esa simple acción, se descubre que la poesía está ausente en casi todas sus formas.

Las opiniones recogidas no buscan llegar a una verdad absoluta, por el contrario aportan una polifonía de voces que permiten comenzar a entender la raíz de tanta ausencia.
_
http://www.elargentino.com/nota-62683-Poesia-y-mercado-versos-que-nadie-lee.html
_

14/10/09

DIARIO DIAGONALES

DIAGONALES

JOSÉ MARÍA PALLAORO

El arte de saber usar internet para difundir buena literatura
13-10-2009 / El poeta citybellense postea verdaderas gemas de la poesía local.

_
Agradecemos a DIAGONALES y a Flavio Mogetta por la difusión de nuestro trabajo.
_

13/10/09

LA POESÍA NO SE VENDE

¿La poesía no se vende? No, no, la pregunta era “por qué se edita tan poca poesía comercialmente”. Y la respuesta, para los grandes grupos editoriales, seguro es “porque la poesía no se vende”. ¿Pero será así realmente? ¿Es la poesía un género –perdón– minoritario? Yo no estoy tan seguro. Y parece corroborarlo una importante cantidad de pequeñas editoriales y ediciones independientes, autogestionadas, artesanales, revistas, plaquetas, sitios de Internet, blogs, recitales, encuentros de lecturas y entrevistas, talleres..., que viven y resisten, con trabajo hecho a puro corazón, a lo largo y ancho del país. Me parece que todo esto, apenas, un poquito, digo, pienso, tiene que ver con la Ley de Medios Audiovisuales que ahorita nomás se está discutiendo en el Senado. No quiero tirar el verso de los pelos, pero me parece que si abrimos el abanico, la poesía –ah, la poesía–, como tantas otras cuestiones de vida (esas que están por encima de toda utilidad, y no sólo económica), tendrá la difusión que merece, y podrá llegar con libertad, transparencia, e incluso pasión, a la gente, a las personas, al pueblo, porque leer poesía es, entre otras muchas cosas, goce y fuente de conocimiento; después cada uno decidirá qué línea o autor, o escuela o estética, o silencios y espacios en blanco, qué cielos y qué naranjas, y qué candados y qué llaves, qué alegrías y qué desdichas, qué memorias y qué casas, qué vidas y qué muertes, qué soledades y qué sombras..., nos conmueven, nos hacen reflexionar, nos dibujan soles para poder ver con mejor claridad el día.

_
Escrito para una breve columna de un diario de La Plata el día 5 de octubre de 2009. (Publicado en diario DIAGONALES de La Plata, 21/10/09).
_

26/9/09

Aprendizaje

Cuando el Maestro cerró los ojos, el discípulo quedó ciego.


_
© José María Pallaoro
_

21/9/09

El poema

Lograr en pocas palabras. La sustancia. La emoción. Un pájaro vuela a otra rama.

_

12/9/09

Árboles


¿Fuego que redime al paraíso?
¿El paraíso, veneno del alma?
Llamas que se elevan, humo
que todo lo oscurece


_
© José María Pallaoro, 2005
_

5/9/09

Clandestino


CLANDESTINO


“que se mojen las balas”
Joaquín Sabina


“hagamos la del perrito” dijo ella
toda gatuna
con sabor a colonia
del otro lado del río
y a tabaco negro y a ginebra áspera
“la del perrito” volvió a insistir
y erguía devotamente
sus manitas delanteras
a la altura de los hombros
y sacando la lengüita dulce
como un canino necesitado
de caricias y de mimos

la idea no paladeaba demasiado

como te digo
una cosa era compartir el tálamo nupcial
de perdidas batallas ajenas
a oscuras
en silencio absoluto
mientras los niños dormían en la cama cucheta
a pocos pasos de nosotros

te digo
la otra era hacer la del perrito en el baño
a solo una puerta del padre del marido
militar retirado experto en el arte
de la arquería y en el tiro federal
que ahora despuntaba el vicio
haciendo puntería a botellas de cerveza
descerebradas por motus propio
y en fila
india
cabecita negra
bolita
erpio montonero
guerrillero argentino
caído en desgracia
destrozadas una a una siete días a la semana
sin errar un solo tiro

“la del perrito”     “guau guau”
su su rra ba la pichicha
y enterraba la sin hueso
en lo más profundo
de mi oreja izquierda


el baño tenía bañera y pileta
con un solo grifo de agua fría
y el bidé no funcionaba
y una lamparita de 40 w colgaba de un cable
a lo a líba bá
que caía del centro del cielo
como un cabo raso

el lugar no era el apropiado
para dos ovejeros
en edad de merecer
y menos aún cuando se sintió rechinar
la puerta de la habitación
de el uniformado
premio nacional
de tiro al subversivo

“¡a la bañera!” ordenó
marcialmente
suave
mi rin tin tin

y ahí fueron a parar mis huesos
y mi corazón
palpitaba al ritmo
que john bonham
le imprimió a black dog

ahora lassie
acomodaba la cortina de la bañera
dejándome tras ella
como a un desodorante de ambiente
y apretaba el botón del inodoro
sin el más mínimo deseo de simular
se refrescaba las mejillas sonrosadas
y salía abandonando políticamente
el campo de batalla
envuelta en un pareo
que hacia juego con sus ojos
dejando la puerta entreabierta y a mí
tras la cortina de hierro
desnudo
de cuerpo y alma
rememorando algún retrato
de goya y lucientes
caprichos impresionistas
circa un tres de mayo

y como en algunas películas
yo era un voyeur
que observaba por el vano deslumbrante
nacido entre el quicio y la puerta
del que veía nítidamente descansar
un fierro de alto calibre
sobre la mesa
no declarada
como arma de guerra
por la prensa sensacionalista
y al émulo del coronel cañones
degustando en la cocina
un aromático salamín picado fino
con queso gruyeré
y aceitunas y pan alemán
y un paqueto ¿viste? pingüino
pleno de líquido bermellón
y me sentí el protagonista
de la última cena

(la banda de sonido
de este largometraje de misterio
que giraba – diría seguramente la crítica –
dramáticamente a uno de terror
como versión libre de algunos de los relatos
de edgar allan poe
correspondía a la creación espontánea
de mi gatita micifuz
que ronroneaba cachorra
con entrecortados ronquidos
absolutamente alejada
de mi suerte
la minina)

y mis ojos alucinando al capitán metralla
ante los restos de la gran comilona
y el enano de frac terminaba realmente exprimido
en la bacha de la pileta
y un eructo satisfecho culminaba la ceremonia
a la que le faltaba la cereza de la crema
que no era otra que yo
y la luz
que iluminaba
la cocina
se desvanecía
oscureciendo la pantalla
y leí “this is the end, beatiful friend”
y cerré los ojos
completamente
emocionado del film
que acababa
de ver

y retorné
al mundo
de las realidades plenas
ante imposible defensa
con mi arma descargada
sentí un tórrido escalofrío
recorriendo mi columna vertebral
ante el ruido del picaporte de la puerta
entreabierta del baño

que ahora se cerraba
definitivamente





City Bell, 19.09.99





"Clandestino", texto escrito a fines de la década del ochenta o principios de 1990. La fecha indica día de su revisión final. La cita de Sabina corresponde a ese día. "Clandestino" está incluido en El mago y otros textos (1998-1999). 

31/8/09

Cuando llueve el mundo es otro, 1985-1990


Se cumple un año de la aparición de Sismo Trapisonda (número 1, agosto de 2008), revista urbana que aparece en CD, dirigida por Sebastián Lalaurette. En ese número debut se publicó "Cuando llueve / el mundo / es otro", texto inédito de 1985-90.

Cuando llueve
el mundo
es otro

Hospital A. Korn
- Melchor Romero -
(1985-1990)


“Dejadme vivir con mi locura,
llegaré al cielo o al infierno.
Quiero vivir el tiempo libre,
irreal, sutil, diáfano y bello.”

Roque Bernardo Molina
(poeta, internado en Sala Bayle)


Del otro lado

ruidos ajenos
acompañan

otra mañana




Instante

lo soporta
      la lluvia

con voluntad de pájaro




La única verdad es

¿la verdad preludia
           esta realidad
                    ficticia?


El pacto

el hombre basflema
contra sí
          mismo
                   hombre pájaro

esmirriado
         nota la caí
                          da
                        al producirse


Piropo

en los corredores
   el calderista
          es bossa una sonrisa

     qué divino papito
para futuros hijos


Alcanfor

el cadáver
          desciende

objeto de su
     propia melanco-
                             lía un pitillo

llega a mí
           y observa

su olor
           impregna

la mañana
            con una fría
                                   caricia


¿Quién soy?

no soy aquello
      qué quieren de mí

tampoco
        el que quisiera

entre uno y otro

aquí
       en este pabellón
           
             poco importa


El regreso

en un sino
triturado
de abismos
       muere la noche

cuando el rocío
se marchaba
        “hola” dijo

y las manos
se deshacían

           abarrotadas

de necesario afecto


El muchacho ángel

           el muchacho entró
a la caldera
y sacudiendo sus alas
                                 desovó

“soy sol o sustancia”
“un espíritu que anida
en el mí”
“el mismo”

y dando
          la espalda se voló

                            al día

                                   a dar batalla


El muchacho en la caldera

dije sorprendido

–desconozco cuál
es el truco

–¡quiero retruco! –ni perezoso
               ni corto largó
                       el muchacho

y divertido desaparecía
    con el tajeado estó mago

                     atado

            entre sus manos

             de al hambre


El muchacho observa el cielo

– la cosa está difícil
–cómo decís
–la casa no es nuestra


El muchacho en el pabellón

estamos chapoteando en el luto
              sin conocer la alegría

como planta de agua
            sin raíces estamos

                          clamaba

a boca de jarro

                          vacío


El muchacho canta un bolero

apasionado quiero estar
   pero sabes el amor
               es tan extraño

apasionado como ya no
                recuerdo

apasionado quiero pero
                no haces caso a

                       mis pal-
                  abras y tu
                               corazón

                                     lejos
al otro lado
                                     del mar


Bolero

machucado corazón –dijo
                        y se lo sacó


Medio mundo otro

cuando llueve
cierras los ojos
al mundo

oscuridad de observar
           más allá d
                             el
                             sol

   cuando llueve
   el mundo
                            es
                            otro


Lluvialma

la lluvia ay
        penita castiga sin

               misericordia

la orfandad del alma

toda ternura
         desconocida lame
                  los despojos

                                      ojo

en la oscuridad
              deliramos
                                      luz


Arquitectura del alma

estar huérfano de dignidad
                               es estar
                                     muerto

como sólo un hombre sabe
buscar en el secreto
                         de la vida ser
uno y su alma
                     el edificio
                           se incendia
de corazón de hombre
               sangra
                              un líquido celeste


Estrellas

caen lágrimas
       del cielo:
                    estrellas

enfermeros dicen
            “es lluvia”

las estrellas “no
              caen” aclaran

“solo son partículas
                descompuestas”

prefiero pensar
         con ellos yo sé

             que son es-
                             trellas

      mágicas de cielo
              como hojas
                    cayendo
                         de un árbol

      pero
           ¿de qué ojos?


Dormir

nadie ve la
            muerte o la vida

              ellos duermen el día
           la noche

señor: ¿dormir es
           cerrar ojos
                     y no pensar?

en el pabellón cinco
de la clínica de mentales
                 se duerme

                          con ojos abiertos


Transito

aquí yace
    la ilusión profa-
                            nada

nadie quiere

                   olvidar

lamentos
         asidos para
           siempre

todo cae
    pierde
           sentido
                   ¿muere?


Des amor

son horas de
       fatigada llovizna

internos hurgan

      sus manos doloridas

nadie los espera

¿nadie los ama?


Hospicio

pequeña ciudad

habitada por hombres




La línea de los versos debe funcionar como en un electroencefalograma. Imágenes: hojas de electroencefalogramas tomados a pacientes del hospital neuropsiquiátrico de Melchor Romero. Sobre estas hojas escribí las primeras versiones de los poemas.

24/8/09

Postal ´78 (1)



Papá está contento, le cuenta a Mamá que ahora sí vamos a salir adelante. Lo escucho desde mi pieza, que está con la puerta entornada esperando a Andrea que fue al baño a pintarse los ojos y los labios.
Están los dos en la cocina. Mamá, callada como siempre. Papá entusiasmado por el nuevo rumbo que va a tomar el país, definitivamente. Seguro está poniendo yerba al mate, esa yerba tan fuerte, que siempre dejo pasar las primeras vueltas. Hacía mucho que no lo escuchaba así, desde fines del verano del golpe. Después entró en un mutismo absoluto. Era muy poco lo que contaba de su trabajo, salvo cuando venían sus amigos. Ahí se lo veía aguerrido, y levantando la voz, afirmando que el camino tomado era el correcto, cueste lo que cueste.

Escucho brotar el ruido del inodoro, y enseguida el agua de la canilla del vanitory mojando, imagino, las manos de Andrea. Siento cerrar la canilla y hasta la toalla secar apaciblemente sus manos. Lo primero que hago cuando entra al cuarto es tomárselas, y sentirlas aún húmedas, y llevarlas a mi rostro. Luego las bajo, lentamente, por mis hombros, hasta mi pecho, y la miro a los ojos con pasión. La siento emocionada, pero con temor; estar ahí en mi cuarto, con mis padres en la cocina. La beso, suave, muy suave, sus labios rojos en mi boca, su piel. Nos abrazamos, siento temblar su cuerpo junto al mío, beso sus mejillas, su nariz, sus ojos; mi mano acaricia su pecho, pequeño, duro. Vamos perdiendo el temor, ya no atiendo más la voz de mi padre. Sólo somos Andrea y yo, sólo ella y yo. Hasta que el grito descolocado de mamá nos paraliza, en el momento justo en que Andrea logra desprender mi sostén.


Foto: Jmp

18/8/09

Anotaciones en el Río de La Plata

(Fragmento)

---
deserté
de la foto deserté
agujas incrustadas
en el rostro desaparecido

---
lavo las heridas
las lavo
con papeles de asbesto
con el cuidado de una madre
lavo

su partida
prematura la caída
final

---
mojada tierra
por brazos del sol
orinada

13-6-90

_
© José María Pallaoro
_

12/8/09

Mundos

si ansío la lluvia
la lluvia no aterra

solo una delgada
neblina de fuego

contamina
el aire

como esta bizarra
bruma infeliz

de un mundo real
no compartido

1989

_
© José María Pallaoro
_

4/8/09

La madre tierra


Luego de la tormenta, desentierra algunos de sus muertos. Osamentas descarnadas, guardadas celosamente en días anteriores a la anticipada lluvia. Y apretando entre sus patas delanteras a uno de esos cadáveres lo comienza a lamer. Una y otra vez. Lame una y otra vez, como en una ceremonia. Hasta liberar el último presagio. Para que brille, sin moscas, nuevamente al sol, enrojecida de nada.


_
Foto: jmp
_
© José María Pallaoro
_

1/8/09

La fiesta

Falta poco, apenas, una eternidad.
Ella canta de una primavera gris, azulada, que crece hacia un verde de espera.
Vendrá. La noche. Los amigos. La familia. Estarán en nosotros. Nosotros en ellos. Hasta que las velas ardan. O el silencio del nuevo día reine otra vez. En la casa. Vacía.

_
© José María Pallaoro
_

29/7/09

El espíritu ligado

Hay regiones donde habita. ¿Interior? El sonido de una armónica abraza la mañana. Caricia. Luz, irisada. ¿Hay despedidas?
No se despide
quien
no
se
va

_
© José María Pallaoro
_

28/7/09

Las hojas (Niños)

1. Hoy un viento. Despierta, las libera. ¿Qué palabras viajan en su silbido? ¿Qué susurran ellas? Amarillas, doradas, rojas, de a una, únicas, abandonan la casa.
Viven.
Mueren.
¿Adónde van?

2. El viento las esparce por el mundo. Las une. Las separa. Juntas. Distantes. ¿Son parte
de la vida?

3. Con un trazo pintan, manchan. El ciprés. Amarilla. Dejan penetrar. Luz de sol nuevo.

_
© José María Pallaoro
_

26/7/09

La casa de todos

Uno. Dos. Mundos. Del mercado. De los desamparados. ¿Hacen tres? ¿Uno solo? ¿Ninguno? ¿Cuál de ellos es la casa de todos?

_
© José María Pallaoro
_

24/7/09

Ocaso


El mar abraza hondamente. Hubo un pájaro. Una barcaza amarilla se aleja. La mitad de una naranja. Sola. Flotando, se acomoda en la arena. Quieta, encallada. La sombra errante de un pájaro la vela.


_
Foto: jmp
_
© José María Pallaoro
_

18/7/09

Gabriel



La balada que cruza la calle
deja el amor el odio
la desdicha dicha de vivir

Se pierde en una esquina cualquiera

Sin amarguras ni resentimientos
cambia de barrio

No se la escucha más

i.m. gabriel báñez

city bell, 08 07 09

__
Foto: Archivo de la talita dorada
_
© José María Pallaoro

_