12/12/13

Un encuentro con Aurora Venturini


30 AÑOS DE DEMOCRACIA




“Un encuentro con Aurora Venturini, la escritora platense que a punto de cumplir 86 años ganó con Las primas el Premio Nueva Novela de Página/12. Ahora, a días de entrar a los 92, la prolífica escritora que en los últimos años se ganó a fuerza de talento el reconocimiento de cientos de fieles lectores, sigue escribiendo en su pequeño departamento de La Plata”.



.

16/10/13

Mi vieja, hace un rato, se durmió para siempre

MEMORIAS

Mi madre duerme

No sé si la lluvia
habitará su casa de hoy
o si nos encontrará
jugando en el jardín

La memoria detrás del sueño
nos cobija a los dos
mientras la lluvia cae

impedida de borrar

lo que no puede morir

Gente de futuro

Gente de futuro 


El muerto habla

y los idiotas escuchan

la voz del futuro.

11/10/13

Fuegos


En casa, 23 de septiembre de 2013.

8/10/13

3 poemas de Una medida adecuada a todo en Poesía del Mondongo



poemas de 
Una medida adecuada a todo 
gracias, querido 
poeta Fernando Delgado!




*

27/9/13

Públicos y privados

  
Públicos y privados.


En la presentación del libro de Juano Villafañe, Públicos y privados, con los poetas Jorge Ariel Madrazo, Marta Braier y Olga Edih Romero.


CCC, 25 de septiembre.
Gracias, Olga Edith Romero.

21/8/13

Setenta y 4 o el lugar de la poesía, por Mariano Dubín y Neo, una aproximación, por José María Pallaoro


Setenta y 4 o el lugar de la poesía

 clic aquí


Mariano Dubín habla de “Setenta y 4” (el suri porfiado, 2011), de José María Pallaoro, y José María Pallaoro habla de “Neo”, de Julián Axat (el suri porfiado, 2012), dos libros fundamentales de la reciente poesía política argentina, escritos desde la ciudad de La Plata. 


15/8/13

Me encontré con Ricardo “Mono” Cohen


EN UNA ESTACIÓN DE COMBUSTIBLE

Me encontré con Ricardo “Mono” Cohen. Le pregunté sobre un afiche en calle 7 y plaza Italia.
¿Cuando?
Hace un tiempo.
¿Año?
¿1977?
¿Pintado a mano o con xilografía?
Bueno, supongo que con xilografía. El tamaño era más o menos así y así.
Ah..., sabés, la memoria me resulta un poco complicada.
Tengo una historia y voy a tener que inventar la leyenda de ese afiche.
Vas a sumar un dato más a la mitología de Patricio Rey.
Necesito esa imagen, las palabras que están en esa imagen.
¡Vos sí que sos rocambolesco!

Al despedirme, le regalé “Una medida adecuada a todo”. 



City Bell, Est. de Serv. YPY, en libreta de hule negra, 14/08/2013
.

10/8/13

Lalo Painceira y el blues de la calle 51


LALO PAINCEIRA Y EL BLUES DE LA CALLE 51

Seguimos devorando el hermoso libro del querido amigo Lalo Painceira, “El blues de la calle 51”, editado por la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. El blues… narra la historia del Grupo Sí, colectivo de artistas plásticos, la vanguardia informalista y los comienzos de los años `60 en La Plata.


Las fotos de la presentación en la Facultad de Periodismo son de Luz Painceira, y no está de más decir que es un libro bello y necesario.

Gracias Lalo por este regalo que hacés a la ciudad de La Plata y a nosotros, los platenses.

Comparto un fragmento de "El blues de la calle 51":

“(…) Así comenzó la historia. La nuestra. La de los bárbaros que invadieron la monotonía conservadora reinante en La Plata. Así lo pensábamos y nos veíamos nosotros, lo que luego corroboraría un ardoroso texto de Rafael Squirru. Elena, Sirabo, Stafforini y yo, nos enteramos esa tarde de que no éramos los únicos informalistas de La Plata. Que había al menos dos más y que se habían atrevido a mostrar sus trabajos al mismo tiempo que nosotros.


Los curadores habían colgado nuestras obras en el mismo panel, una junto a la otra, y fue verlas para buscar a los autores de esas obras similares y empezar a hablar allí mismo, delante de los trabajos. Fue de esa manera espontánea, que hoy supongo casi defensiva, que nos reunimos en ese salón, tratando de sobrevivir en un ambiente que sentimos hostil. Blanco, Gancedo, Ramírez, Stafforini y yo, acompañados por Sirabo, Elena, Pacheco y luego Puente, empezamos a responder a los cuestionamientos y a dar fundamento de nuestras obras. Pero el combate era desigual y quedábamos expuestos como gladiadores sin escudo. Al menos así lo recuerdo ahora, aunque puede ser una exageración impresa en mi memoria, lo que no debe sorprender porque en los recuerdos, los años anulan los tonos intermedios y acentúan los contrastes. La imagen que guardo hoy es la de nosotros parados ante nuestros trabajos. Como si estuviera mirando una fotografía de ese momento, veo a Nelson hablando, con sus ademanes ampulosos, la cabeza tirada levemente hacia atrás, con su pañuelo azul cobalto anudado al cuello a lo Modigliani; a su lado Omar Gancedo con barba a lo Fidel, vistiendo un sacón similar al mío, casi negro; a Sirabo, que tenía un gabán de corderoy verde oscuro que le había hecho su mamá; a Elena enfundado prolijamente en su blazer azul y Stafforini, vistiendo vaqueros y camisa a cuadros o remera de cuello redondo y color liso; Ramírez, usaba corbata como Pacheco, pero éste por obligación ya que cumplía funciones en el museo. Así comenzamos a caminar juntos en dirección al Grupo Sí, todavía impensado, motorizados desde la solidaridad.

   
Con Elena, Sirabo y Stafforini ya éramos amigos. Más aún, Sirabo había sido el introductor del informalismo entre nosotros porque lo trajo desde su San Luis natal; allí, Carlos Sánchez Vacca obró de adelantado y lo importó desde Buenos Aires a la capital puntana. Pero no conocíamos a Blanco ni a Gancedo ni a Pacheco ni a Puente. Tampoco a Ramírez. No obstante, nos hermanamos de inmediato haciendo frente común en defensa de cada uno de nuestros trabajos. Al rato de polemizar, nos hartamos y nos fuimos. Todos juntos. Decidimos ir al bar “Capitol”, que quedaba a la vuelta, y allí permanecimos hablando el mismo idioma. Escena que se repitió, desde ese momento, cada noche y hasta la madrugada, hasta fines de 1962. Exhibiendo con impudicia el desparpajo de nuestros 20 años.

 
     El “Capitol” no existe más, pero es fácil de describir y de imaginar. Un salón rectangular de techo a la altura de las construcciones modernas, instalado sin preocupación ni estilo. No era atractivo y sólo seducía por no cerrar nunca sus puertas. Así permanece en cada uno de nosotros. Tenía mesas de fórmica y un estandarizado estilo americano en sus sillas. La larga barra perpendicular a la calle, era común y allí estaban montadas la caja y la máquina de café express. Sus dueños, verdaderos santos solidarios que nos aguantaban con consumiciones mínimas durante horas y horas, generosamente nos prestaron sus paredes para colgar de manera permanente nuestros cuadros. Es decir, nos dejaron marcar nuestro territorio.


    
Ese bar fue nuestro cafetín discepoliano, allí aprendimos, filosofamos, amamos, debatimos, creamos, compartimos y crecimos. La mezcla de gente que lo habitaba nos fascinó de inmediato y lo convertimos en la escenografía principal de aquella treintena de meses. También lo será de este relato. Nos sedujo todo lo que allí se respiraba y se oía, porque cuando llegamos ya era el reducto de jóvenes músicos de jazz que le aportaban un clima atractivo y sonoro (...)”.


.

15/7/13

Eduardo D´anna en City Bell


EDUARDO D`ANNA

Lo bello de esos encuentros no programados. Con Eduardo D´anna en el taller, antes del guiso de lentejas y el vino, ayer al mediodía en City Bell, a través de la lente de Cristina Dagatti.

Con Elena, Analía, Gustavo.


.

27/6/13

Un'altra casa


UN’ALTRA CASA

Di un cielo grigio
con scintillii
arancionemente
oscuri

gli uccelli del pomeriggio
cadono

vuoti
senza peso

come foglie
che soffia

la morte

Magari volendo
un'altra casa



Versión de Carlos Sánchez. Folignano, Italia, 26/06/13.
Ilustración: Julieta Warman, 
“Agua por ti, agua y morir”, Xilografía 19 x 14 cm, 2007.


OTRA CASA

De un cielo gris
con destellos
anaranjadamente
oscuros

los pájaros de la tarde
caen

vacíos
sin peso

como hojas
que sopla

la muerte

Quizás queriendo
otra casa

.

25/6/13

Jorge Paolantonio


JORGE PAOLANTONIO

Es una tarde de frío. Mucho. En San Telmo por lo menos. Decido volver a casa, pero antes paso por el kiosco de esquina Perú y Carlos Calvo por el libro que recomendara Jorge Ariel Madrazo. No está. Estuve fuera del país cerca de un mes (quisiera aclarar esto: “estuve fuera del país”) y volví para cuando las devoluciones o el agotamiento o cosas así. Decía en la esquina de Perú y Carlos Calvo, y ahí lo veo caminando al Jorge Paolantonio, un poco rengo parecía, venía, sí, de la mano de Marta Miranda. Es lindo encontrarse con un escritor en la calle. Hola, Jorge! No te reconocí, me dice. No estoy del todo seguro si me recuerda. Por la barba, dice. Ah, me parece que sí. Estuvimos en el mismo momento en Italia. De ahí vuelvo. Yo estuve en Milán, ¿y vos? Primero por Eslovenia, después Italia: Trieste, Trento, conociendo la familia, Venecia, Florencia, Roma. Una pena no encontrarnos. ¿Vas al festival? ¿Qué festival? Bueno, no importa. Anda la sombra de la gripe por todo piringundin, hay que cuidarse, maestro. (“Que mi amigo es poeta/ dicen las viejas del pueblo/ y que pesca los versos/ en las aguas del Río Colorado/ y en la Cueva de los Manos/ pero yo digo/ no es creíble ni siquiera fiable/ que un hombre silencioso como el Mito/ pesque nada que no sea un resfriado/ tan magrito de carnes como viene/ tan muchacho/ tan sufrido/ tan callado”). Me encantaría seguir charlando con vos. Acerca de tus libros y del viaje. Pero, ¿viste?, es mejor que las calles queden vacías. Por el frío. O porque no nos dejan callejear. Un alegrón encontrarte, Jorge. Hasta pronto.


City Bell, 25-06-13
Foto: Jorge Paolantonio en el Pasaje Dardo Rocha de La Plata. 

Archivo de la talita dorada. 2010.
Poemas de Jorge Paolantonio en Aromito.

Rosario Valparaíso (España, 1898-1973)


ROSARIO VALPARAÍSO 
(España, 1898 - Argentina, 1973)


“La Poesía es un artilugio para desnaturalizar las sensaciones corpóreas en la explicitud de un manto que intenta cubrir las partes del todo para que ninguna palabra pueda acercarse a la verdadera palabra que siempre se termina de tachar para que otra la reemplace en este devenir de fuego y viento y soledad”. 

23/6/13

The Rolling Stones


ROLLING STONES

     Amigos vienen al mediodía a almorzar, no confirmaron aún. La idea es carne al horno, o bien, pasta. El vino está a temperatura. La casa, no. Es un buen día para encender la estufa. Junto leña del jardín y dejo todo preparado para en algún momento encender el fósforo. Y esperar a los amigos con el living-comedor al menos tibio; la comida y el alcohol harán lo suyo. Tengo un par de horas libres para sentarme arropado en el sillón. Hace tiempo no lo hago. Extraigo el disco del equipo, es uno de Bill Evans, y elijo otro al zar, de la última fila. Es de los Stones. El azar es mera fiaca de estar pensando, decidiendo. De la biblioteca saco un libro. Martín Amis: Visitando a Mrs. Nabokov y otras excursiones. Buena elección, pienso, textos breves. Miro el índice. Más justo imposible. Uno de los textos se llama “Los Rolling Stones en el Earls Court”. Página 133 a 139. Menos tiempo que el disco que está sonando y que aún no le presté atención. Leo Amis: "La antesala del Earls Court Arena era un colosal estacionamiento subterráneo de autos de unos remotos y hacinados bares, tiendas de dulces y sucias máquinas de bebidas calientes. Normalmente, en un concierto promedio de rock se obtiene una homogénea muestra: los fans de David Bowie se parecen y se comportan como David Bowie, los fans de Bryan Ferry se parecen y se comportan como Bryan Ferry, etc. Pero todos son fan de los Stones." Vi a los Stones en Argentina hace ya unos cuantos años, cerca de veinte supongo. La verdad, creo recordar, la pasé mejor con los grupos preliminares. Creo que recuerdo eso, aunque ahora no pueda decir quién o quiénes eran. Termino el relato de Amis, y llego, a pesar del tiempo, las distancias, el idioma, los gustos, a una percepción parecida. Saco el disco de los Stones y vuelvo a poner en la bandeja el de Bill Evans, y ahora sí, decidido a encender el fuego.

City Bell, 22-06-13

12/6/13

23/5/13

Sono due quelli che danzano en Casa Argentina, Ambasciata Argentina in Italia, Lunedì 27 maggio ore 13.00, Son dos los que danzan


L’Ambasciata Argentina in Italia
Casa Argentina
Ha il piacere di invitare al brunch letterario della Casa Argentina

Lunedì 27 maggio ore 13.00
In quest’occasione, l’appuntamento sarà dedicato alla presentazione del libro

“SON DOS LOS QUE DANZAN” 
di José María Pallaoro



POESIA VIVA. Poesia y memoria


Sarà presente l’autore
Presenta e modera l’evento il Dott. Alessio Brandolini

Casa Argentina
Ambasciata Argentina in Italia
Via Veneto, 7 2° Piano- Uscita Metrò Barberini
Tel. 064873866 da 14.30 a 19.00


“Sono due quelli che danzano / Ples v dvoje”

UN’ALTRA OSCURITÀ

Come un viaggiatore
la sua ombra
seguo

Non c’è fame
Solo desiderio

Quando mi perdo
o lei si libera
di me

il pensiero
smette di avventurare
congetture

e rimango solo
nell’altra mia oscurità


V DRUGAČNI TEMI

Sledim ji
kot popotnik
svoji senci

Ne čutim lakote
Samo želim si

Ko zaidem
ali se me ona
znebi

pamet mi
več ne roji
od prebliskov

in ostanem sam
v svoji drugačni temi

Traduzione di Ana Cecilia Prenz Kopušar
Prevod: Marko Kravos in Ana Cecilia Prenz Kopušar



...

13/5/13

Mezz'ora di poesia fra i libri: Josè Maria Pallaoro e Ana Cecilia Prenz



Mezz'ora di poesia fra i libri: 

Josè Maria Pallaoro e Ana Cecilia Prenz

Incontro con Josè Maria Pallaoro ed Ana Cecilia Prenz alla Libreria San Marco di Trieste.


Nella poesia di Pallaoro, poeta di Buenos Aires, la parola compie con onestà la sua prima missione, quella di designare, a partire dalla quale diventano possibili tutte le varianti connotative, e in assenza della quale invece esiste sempre il pericolo dell’abisso o del caos. Nel supermercato linguistico in cui si è trasformato il nostro mondo, l’attenzione che dedica Pallaoro alla parola non è abituale. Semplicità che fugge dalla banalità, parola che è roccia oppure miele, quando l’oggetto da designare così lo richiede, che ferisce e intenerisce, la sua poesia punta al centro con la precisione della freccia. (J.O. Prenz) 


PER CHE COSA

Perché dormire
se nel sonno

il cielo è il cielo
la terra è la terra

e noi
due uccelli

che si incrociano

e non si riconoscono


ČEMU

Čemu spati
ko v snu

nebo je nebo
zemlja je zemlja

in midva
dve ptici

ki trčita skupaj

in se ne prepoznata



Traduzione di Ana Cecilia Prenz Kopušar
                                                               Prevod: Marko Kravos in Ana Cecilia Prenz Kopušar
.

4/5/13

Sono due quelli che danzano / Ples v dvoje, Ediciones Mediterránea, 2013

PLES V DVOJE
Son dos los que danzan
ahora en 
italiano y esloveno
Ediciones MEDITERRÁNEA, 2013


L’EDERA

Le sbarre svaniscono

È indubbio che quel gelsomino cresce
per ricordarci
che la bellezza è
ancora possibile

Fra pochi giorni
i suoi fiori profumeranno

l’intimità di questa stanza
dove consumo le mie ore

alla ricerca di un tesoro che non trovo
e che non so se esiste


BRŠLJAN

Rešetke se razpirajo

Nesporno je da ta jasmin raste
in nas spominja
da je lepota
še mogoča

Čez nekaj dni bodo
njegovi cvetovi razdišali

intimnost te sobe
kjer zapravljam ure

v iskanju zaklada ki ga ne najdem
in ne vem če sploh obstaja


IL POTERE

Il potere di una parola
non radica nella volontà
di poter

dire quello
che gli altri
vogliono sentire

Il potere della parola

è un colpo certo
sulla testa del silenzio

E da quella testa
–scoppiata in aria–
si costruisce il mondo

a immagine e somiglianza


MOČ

Moč besede
ni v želji
po môči

da poveš vse
kar drugi želijo
slišati

Moč besede

je pravi udarec
v glavo tišine

Glava se v zraku
razprhne
in iz tega zrase svet

po lastni podobi


José María Pallaoro
Sono due quelli che danzano
(1999-2003)
Traduzione di Ana Cecilia Prenz Kopušar
Titolo originale: Son dos los que danzan
Edizioni Mediterránea

Ples v dvoje
(1999-2003)
Prevod: Marko Kravos in Ana Cecilia Prenz Kopušar
Izvirni naslov: Son dos los que danzan
Izdaja Mediterránea

JOSÉ MARÍA PALLAORO è nato a La Plata, Argentina,  nel 1959. Attualmente abita a City Bell, nella provincia di Buenos Aires. Dirige la rivista di poesia El espiniyo ed è editore di Libros de la talita dorada. Ha pubblicato le raccolte poetiche: “Breve cielo” (Breve cielo, 1982-1985); “In mezzo alla pioggia” (En medio de la lluvia 1983-1991); “Uccelli coperti di cenere” (Pájaros cubiertos de ceniza, 1982-1990); “È ora di tornare a Jimmy Hendrix” (Es hora de volver a Jimmy Hendrix, 1994); “Lo sbadiglio del vento” (El bostezo del viento, 1998-2000); “Lo stato delle cose” (El estado de las cosas, 2001-2002), ”Sono due quelli che danzano” (Son dos los que danzan, 2005; edizione ampliata 2012); “Poesie precedenti” (Poemas anteriores, 2008). “Piccoli rifiuti” (Basuritas 2010), “Settanta 4 (Setenta y 4, 2011), “Una misura adatta a tutto” (Una medida adecuada a todo, 2009-2011) e Spinetta (2012). “Quando piove / il mondo / è altro” (Cuando llueve / el mundo / es otro, 1985-1990) e “Andante Treno” (2001) sono apparsi in versione CD nella rivista Sismo Trapisonda, nº 1/2008 e nº 3/2009, rispettivamente. Gestisce i blog letterari: Aromito y Poesía La Plata; e il blog personale: Los ojos.  


JOSÉ MARÍA PALLAORO (1959) je rojen v La Plati, Argentina. Živi v City Bell, provinci Buenos Aires. Vodi književni list El espiniyo in je založnik Libros de la talita dorada. Objavil je sledeče pesniške zbirke: “Kratko nebo” (Breve cielo, 1982-1985); “Sredidežja” (En medio de la lluvia 1983-1991); “Ptice pokrite s pepelom” (Pájaros cubiertos de ceniza, 1999); “Čas je, da se  vrnemo k Jimmyju Hendrixu (Es hora de volver a Jimmy Hendrix, 1994); “Zehanje vetra” (El bostezo del viento, 1998-2000); “Stanje stvari” (El estado de las cosas, 2001-2002); ”Ples v dvoje” (Son dos los que danzan, 2005; razširjena izdaja 2012); “Prejšnje pesmi” (Poemas anteriores, 2008). “Male smeti” (Basuritas 2010), “4 in sedemdeset” (Setenta y 4, 2011), “Merilo ustrezno za vse” (Una medida adecuada a todo, 2009-2011) in “Spinetta” (2012). Zbirki “Ko dežuje / svet / je nekaj drugega” (Cuando llueve / el mundo / es otro, 1985-1990) in “Andante Vlak” (2001) sta se pojavili v CD obliki v književnem listu Sismo Trapisonda, št. 1/2008 in št. 3/2009. Vodi literarni blog Aromito y Poesía La Plata in osebni blog Los ojos.

.

3/5/13

Toco uno toco dos toco tres toco hasta seis



AURORA CLIC

Toco uno toco dos toco tres toco hasta seis.
Tu tu tu…
– ¿Quién habla?
–Yo.
–Ah, ¿y qué quiere?
–Hablar con la señora.
–A ver, espere.
– ¿Cuál es su gracia?
–Pallaoro. José María Pallaoro.
–Espere.
Hay una radio encendida, hay una gata que maúlla, hay un perrito que es bocina. Hay…
– ¿Cómo era su gracia?
–Pallaoro. José María.
– ¿Papeolologo?
–No, no, Pallaoro. O si prefiere “Palaoro” con doble L.
–Ah.
Hay una radio encendida, hay una gata que maúlla, hay un perrito que es bocina. Hay… un susurro que domina “Papiolologo, Pavulogioro o algo así”.
–No se preocupe. Ella lo va a llamar.
–¿En serio? ¿Recuerda mi apellido?

–Sí, sí, Papioliologo. No se preocupe.
Clic.


.

Casa de arañas


Casa de Arañas
en


.

9/4/13

Entrevista, en suplemento Séptimo Día, diario El Día, La Plata, domingo 7 de abril de 2013



En suplemento Séptimo Día, diario El Día, 
La Plata, domingo 7 de abril de 2013.

La anécdota adjudicada a mi abuela María Dolores corresponde a mi Nona Amalia. En el colegio secundario no era “el peor”, sino un alumno regular cercano a bueno. Los motivos de mi despedida del San Martín está en los intersticios de la respuesta; en realidad, no sé si fue la directora o vicedirectora, mi relación con las autoridades del colegio eran “nulas”. Hubo peluquería gratuita en 1972. Etc.
Foto: Sebastián Casali.


.

25/3/13

6 de Setenta y 4 en Con voz propia

6 poemas de 
Setenta y 4 
en
de 
Analía Pascaner.
Gracias!


.

16/3/13

Algunos poetas beben el vino de la abundancia




MATRACAS


Algunos poetas beben el vino de la abundancia. Su origen nada importa. Adoran la pestilencia del mercado. Hacen del mundo su hogar y le dan vueltas y vueltas y vueltas. La existencia del ser es un territorio dramático de donde aferrarse y lo sufren para las cámaras.

Usan la máscara adecuada para cada situación que lo amerite.
Descreen de la política. De la historia. De la filosofía. De su país. Del pensar que no sea “el pensar”. Nada saben del saber.

Son eso, hacedores de hojalatas y mascarillas. Poetas matracas, hacen un carnaval de sus pedos. Existenciales y profundos.



City Bell, 06.03.12
.
.

6/3/13

Poema para el compañero comandante Hugo Rafael Chávez Frías




POEMA PARA EL COMPAÑERO COMANDANTE
HUGO RAFAEL FRÍAS CHÁVEZ



los cuerpos no son eternos
los cuerpos se descomponen

como las frutas y las semillas
de esas frutas en el suelo

en “una región donde debe reinar
la justicia…”, llameando,

llameando, la liberación
de las voces en el oír de tu mirada

no sos mito no sos leyenda,
sos la mirada a caminos posibles,

“somos hijos de simón bolivar”,
somos hijos de tu amor,

y de nuestro amor por vos,
compañero comandante


.